side-area-logo

La clínica

Dental Utrera no es una clínica dental al uso. Es la marca que engloba la cercanía, confianza y profesionalidad de un espacio de salud que llegó a la localidad de Utrera en el año 2003 dispuesto a convertirse en un referente en tratamientos odontológicos avanzados.

Emprendimiento e innovación se unieron hace casi 14 años de la mano del fundador de la clínica, Vicente Cejas, un profesional que pretendía incorporar en Utrera un novedoso modelo de servicio especializado en la salud dental de primer nivel que ahora abre las puertas de unas renovadas instalaciones a pie de calle, cercanas, modernas y con la última tecnología en sus 180 metros cuadrados.

Estas nuevas instalaciones ofrecen una completa oferta de servicios en sus tres gabinetes que reafirman la búsqueda de la excelencia en el servicio y el trato a los pacientes que pone de manifiesto Dental Utrera en cada paso que ha dado.

Primeras marcas fabricadas en España, equipos de tratamiento, radiodiagnosis e instrumental de primer nivel y unos laboratorios que elaboran prótesis de reconocido prestigio son algunos de nuestros puntos fuertes, así como una novedad que presentamos en nuestras nuevas instalaciones y que nos permite avanzar y mejorar la calidad del servicio que ofrecemos a nuestros pacientes: el primer quirófano dental de la provincia de Sevilla dotado con los últimos adelantos tecnológicos.

Nuestra filosofía

Basada en dos importantes pilares

Odontología integral

El amplio equipo de especialistas que componen nuestro cuadro médico nos permite ofrecer a nuestros pacientes la mejor y más completa solución a sus necesidades sin que tengan que desplazarse para buscar más opiniones de otros especialistas.

Búsqueda de la excelencia en la praxis médica y en el trato al paciente

Siempre intentamos dar la mejor solución y la mejor financiación a los casos clínicos con los mejores materiales, las mejores técnicas del mercado y la formación continua de nuestros profesionales en las nuevas técnicas disponibles.

Diseño de interior: Jiménez de Nalda | Fotografía: Cualiti