¿La pérdida de dientes es hereditaria?